Flash

Las particularidades únicas del monumento al Cid Campeador, referencia en Caballito

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

No es el único monumento que homenajea al Cid Campeador en el mundo, pero es un emblema de la Ciudad de Buenos Aires y el barrio de caballito. La majestuosa figura situada en el triple cruce de Avenida San Martín, Ángel Gallardo, y Estado de Israel, el dicho barrio capitalino, es una de las referencias de la zona, y admirado por su construcción e imponencia.

El monumento se inauguró el 13 de octubre de 1935, muy cerca del centro geográfico de la Ciudad. En ese punto convergen importantes avenidas antedichas. A la vez, en su paso dos aceras cambian de denominación: avenida San Martín pasa a ser Díaz Vélez y Ángel Gallardo, Gaona. La construcción está muy cerca del límite de Caballito con Villa Crespo, pero es un emblema del primero, principalmente en su sector norte, donde hay más preponderancia de viviendas que en la parte céntrica.

La figura homenaje al Cid es obra de la artista de nacionalidad estadounidense Anna Hyatt Huntington. Ella hizo la obra original en los años 20 frente a la sede de la Hispanic Society, de Nueva York. Apenas pocos años después, se montaron copias en otras ciudades de Estados Unidos, Europa, y otra llegó a estas tierras. El hecho de que sea obra de una mujer no es menor en esa época: hay pocas construcciones tan majestuosas a cargo de manos femeninas.

En sus características arquitectónicas, el monumento al Cid es una estatua ecuestre de estilo Art Decó Monumentalista. Tiene una altura aproximada de 12 metros, se apoya sobre un basamento de mármol y presenta al caballo Babieca, ladero del Cid, en una actitud de ataque. El soldado, en tanto, sostiene en alto una lanza victoriosa.En uno de sus recientes aniversarios, la Ciudad dispuso que junto a la obra, yazcan tierras provenientes de ocho provincias del Camino del Cid, en el Siglo XI.

Una de las mayores curiosidades del monumento tiene que ver con que sufrió una modificación en su ubicación en los años 60. Esto se debió a que se agregó una señalética para organizar el tránsito, en una zona que se llenaba de vehículos. Al correrse unos metros, se cambió el pedestal que había hecho el arquitecto Martín Noel. En su letrero, califica al Cid por su “encarnación del heroísmo y espíritu caballeresco de la raza”.

El Cid Campeador fue el nombre con el que se conoció a Rodrigo Díaz de Vivar,  líder militar español y héroe nacional de aquellas tierras, especialmente en el Reino de Castilla. Este soldado se destacó en su combate en favor de la Reconquista, allá por el Siglo XI. Sus batallas y su vida se relataron en el Poema del Mío Cid, de autor anónimo, una de las mayores obras de la literatura hispanoamericana.