Flash

La estación Constitución modifica las paradas de colectivos

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

Las aglomeraciones en las terminales ferroviarias preocupan a los especialistas, sobretodo en momentos en que la Ciudad de Buenos Aires tiene consigo a la temida segunda ola de coronavirus. Por eso, este miércoles 31 de marzo, el Gobierno porteño anunció que modificará las paradas de colectivos situadas en la estación Constitución con el fin de favorecer el distanciamiento social en la vía pública.

En total serán 10 líneas que tienen sus paradas en el “Centro de Trasbordo” que se da en ese punto, donde confluyen la terminal del Ferrocarril Roca, del Subte C y el lugar de detención de decenas de colectivos. Puntualmente, las líneas 4, 45, 51, 59, 65, 98, 100, 133, 143 y 168 verán modificados sus lugares de paradas, aunque la medida no provocará cambios en sus recorridos. Habrá una señalética dando cuenta de los nuevos lugares, y personal de Tránsito del Gobierno de la Ciudad estará dispuesto para orientar a los pasajeros que tengan dudas.

Desde la Ciudad, detallaron que el objetivo de la medida es que haya más espacio para esperar la llegada de las unidades sin que esto implique aglomeraciones en las filas, logrando garantizar el distanciamiento social. A la vez, ordenar la circulación, para evitar que los sentidos en que se camine desde o hacia los colectivos provoque conflictos.

Los funcionarios precisaron que para determinar los cambios, evaluaron cuáles son las líneas que reúnen la mayor cantidad de ascensos, que provocan las filas más largas, buscando que cada una de ellas esté lo más lejos posible de las otras.

“Buscamos generar más espacio de espera para los usuarios de colectivos, favorecer el distanciamiento social entre los usuarios de transporte público, y crear un entorno más seguro en términos de seguridad vial para los transeúntes”, agregó un documento oficial del Gobierno porteño. Allí se precisó que Constitución es uno de los centros de trasbordo más grandes que hay en Buenos Aires. Por allí llegaban a circular, en tiempos pre pandémicos, un millón de personas al día. El número bajó notablemente en los primeros meses de Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio, pero luego creció en ritmo alcista, y al momento está muy próximo a esa cifra, con la enorme mayoría de las actividades habilitadas.

Por ahora, rige para los colectivos el permiso para que anden con todos sus pasajeros sentados y hasta otros 10 parados, ubicados con distancia dentro de las unidades. Sin embargo, es usual que no haya un total cumplimiento de esta medida, y muchos de ellos se vean llenos y colapsados como en la era previa al coronavirus.