Flash

El Teatro Colón, epicentro de la cultura porteña, cumple 113 años

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

Imponente, situado a cuadras del Obelisco y dueño de un estilo único, el Teatro Colón sobresale en la Ciudad de Buenos Aires. Por su acústica y las personalidades que han pasado por él, es sin duda el epicentro de la cultura porteña y de todo el país. Este 25 de mayo, acompaña al festejo patrio, ya que vive su propia celebración, al cumplirse 113 años de su inauguración.

Su sala actual, sobre calle Cerrito esquina Lavalle, fue inaugurada en 1908. Una función de Aida fue la primera en desplegarse en esta maravillosa obra arquitectónica, dueña del estilo tradicional de principios del siglo XX. La propiedad, abarca 8.202 metros cuadrados, aunque solo 5.006 corresponden al edificio central. En sus comienzos, el Colón no tenía cuerpos estables, y debía contratar a compañías del exterior para hacer las presentaciones. Sin embargo esto rápidamente se corrigió, y para 1925, ya tenía su propia orquesta, ballet y coro. Así como su propia producción, con la que pudo organizar y diagramar los shows.

Para cuando no habían pasado más de dos décadas de presencia en Buenos Aires, el Teatro Colón ya estaba en condiciones de sostener una temporada, de alta calidad técnica. Hacer el edificio, que reemplaza a la anterior sede que se localizaba frente a Plaza de Mayo en la segunda mitad del Siglo XIX, demandó cerca de 20 años. La coincidencia con el cuarto centenario del Descubrimiento de América le dio pie al nombre.

El proyecto inicial fue del arquitecto Francesco Tamburini quien, a su muerte en 1891, fue continuado y modificado por su socio, el arquitecto Víctor Meano, que ya había construido el palacio del Congreso Nacional. Finalmente, tras el fallecimiento también de este último, fue el belga Jules Dormal el encargado de terminar la obra.

Enormes artistas han pasado por el Colón, en distintos rubros. Voces de tenores como Enrico Caruso, Claudia Muzio, Plácido Domingo o Luciano Pavarotti; bailarines de la talla de Vaslav Nijinski, Margot Fonteyn o Maia Plisetskaia, directores entre los que se encuentran Arturo Toscanini, Herbert von Karajan y Héctor Panizza, y compositores al nivel de Richard Strauss, Camille Saint-Saëns y Pietro Mascagni dejaron impregnado su arte en este ícono porteño.

El último gran cambio del Teatro Colón ocurrió en 2010. También un 25 de mayo, para el Bicentenario de la Revolución, reabrió luego de estar casi una década cerrado por refacciones. Ahí volvió a presentarse imponente, y desde entonces programa su temporada anual con increíbles presentaciones. Cuando se realizó la cumbre del G20 en Buenos Aires, en 2018, los principales mandatarios del planeta asistieron a un histórico espectáculo.

Este 25 de mayo de 2021, en pandemia, las restricciones impiden celebrar el cumpleaños como el teatro se merece, pero no faltará oportunidad en el futuro.