Flash

La Legislatura aprobó en primera instancia el proyecto para hacer torres en la ex Ciudad Deportiva de Boca

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó en primera lectura el polémico proyecto que autoriza a la construcción de torres en la ex Ciudad Deportiva de Boca en Costanera Sur. Se trata de un convenio entre la firma IRSA, dueña del lugar y el Gobierno porteño, mediante el cual se cambia la categorización de esas hectáreas y se admiten los desarrollos inmobiliarios. A cambio, la compañía cede parte del terreno para que sean de uso público, dentro de un emprendimiento llamado “Costa Urbana”.

La iniciativa había causado un fuerte rechazo opositor en la previa, e incluso un amparo de la Justicia había impedido que se vote el pasado 5 de agosto. Luego de que el fallo se dejara sin efecto, finalmente se trató en la sesión de este jueves y el oficialismo hizo valer su mayoría. El proyecto tuvo 37 votos a favor y 20 en contra. Los diputados opositores sostuvieron duros reclamos e inmediatamente de conocerse el resultado, empezaron la campaña para la audiencia pública.

Ese será el próximo paso, que se prevé multitudinario si se replica el ejemplo del proyecto de Costa Salguero, que por ahora es la audiencia con más participantes de la historia de la Legislatura. Luego de la misma, el proyecto quedaría habilitado para tratarse en segunda lectura y de ser aprobado ya sería ley.

En la sesión, el diputado Javier Andrade advirtió que “con este mega emprendimiento, Larreta consolida su modelo urbano: una ciudad que garantiza los espacios verdes y el acceso al río a las minorías privilegiadas, y donde la vivienda es utilizada como negocio y reserva de valor por unos pocos”. En la vereda de enfrente, desde el bloque oficialista Vamos Juntos, el diputado Daniel Del Sol dijo que este acuerdo es parte de un “plan de desarrollo urbano y sustentable cuyo objetivo es desarrollar el área sur de la ciudad, crear espacio público de calidad, incrementar los espacios verdes de acceso libre y gratuito y generar fondos para enfrentar la crisis generada por la pandemia”.

Por ahora el predio de 71 hectáreas situado próximo a la Reserva Ecológica y el Barrio Rodrigo Bueno tiene solo autorización para actividades deportivas, pero el proyecto habilita la construcción de edificios que tengan como máximo los 145 metros. La iniciativa tiene similitudes con la de Costa Salguero, aunque en ese caso se trata de tierras que están concesionadas y no ya vendidas. Para las asociaciones vecinales críticas, sin embargo, se trata de un modus operandi idéntico en el accionar de la gestión porteña.