Flash

Reabren las estaciones de subte restantes y el servicio vuelve a prestarse de manera completa

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

Después de un año y medio, el servicio de Subte de Buenos Aires volverá a prestarse de manera completa. El gobierno porteño informó que desde el martes 7 de septiembre, las 10 estaciones que aún se mantenían cerradas volverán a abrir, por lo que las 90 estaciones operativas de las 6 Líneas estarán disponibles para el ascenso y descenso de pasajeros. Desde marzo de 2020, las formaciones no se detenían en parte de las mismas, para desalentar el uso de este transporte público.

Se trata de una decisión prevista para la siguiente fase del plan para retomar de manera gradual y progresiva la normalidad presentado por el Gobierno de la Ciudad a finales de julio. A mediados de agosto se había avanzado con otro grupo de estaciones, y quedaban inhabilitadas solo diez. Según detallaron las autoridades, durante las últimas semanas se dio una mayor demanda de usuarios, y la cantidad de viajes llegó al 30 por ciento de lo que eran en los tiempos pre pandemia.

Esto, sumado a la situación sanitaria favorable, llevaron a tomar la decisión. Así, desde el próximo 7 de septiembre, volverán a estar operativas las estaciones: Sáenz Peña, Pasco y Alberti (Línea A), Florida y Pasteur-Amia (Línea B), Agüero y Scalabrini Ortiz (Línea D), y San José, Pichincha y Varela (Línea E). A pesar de que el servicio prestará recorrido completo, permanecerán por ahora las normas de aforo vigentes de hasta 40 personas paradas por formación, sobretodo en aquellas estaciones de mayor tránsito, donde la Ciudad instala un equipo destinado a controlar el ingreso de pasajeros y evitar concentraciones en andenes y formaciones.

A su vez, se mantendrán vigentes todos los protocolos para combatir la propagación del Covid-19 y cuidar a los usuarios, trabajadores y contratistas de la red, como la limpieza y desinfección de estaciones, formaciones y superficies de alto contacto; o la señalización para cumplir con las medidas de distanciamiento entre usuarios. Por esta razón, seguirá también el esquema reducido de comienzo y final del servicio del subterráneo.

En la última semana, el Ministerio de Transporte nacional había destacado que desde ese momento, el transporte público dejaba de estar vedado para el personal no esencial, como rigió durante el tiempo de pandemia. Esto se debió a que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) dejó de estar en situación de alerta epidemiológica o sanitaria y pasó a “riesgo medio”, lo que permitió la fuerte flexibilización. No obstante, se mantienen las limitaciones de aforo y protocolo especial en trenes y colectivos, así como en subtes, como se mencionó antes.