Flash

Los libreros de la feria del Parque Rivadavia piden más seguridad y condiciones laborales

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

Después de meses de prohibición, los libreros del Parque Rivadavia, un clásico de la Ciudad de Buenos Aires, fueron autorizados a retomar su actividad semanas atrás. Sin embargo, la ansiada vuelta se da en un contexto que no los agrada: denuncian vandalismo, inseguridad y malas condiciones de trabajo. Asimismo, cuestionaron la realización de un evento en el lugar por parte del Gobierno porteño.

“Desde que nos han mudado, reclamamos que hay sectores que se inundan, falta de seguridad por las noches, y ausencia de condiciones mínimas de higiene y salud”. Esto último, detallaron, se enmarca en la pandemia y la necesidad de evitar los contagios del coronavirus, lo que muestra una contradicción con los pedidos para cuidar el aseo personal, sobretodo de manos.

“Estamos a favor de la cultura, pero bajo un marco adecuado”, enfatizaron. Sumado a ello, los libreros repudiaron la realización de un festival que el Gobierno de la Ciudad organizó para esta semana, que se mantuvo entre las 19 y 23 horas en la zona peatonal de la feria del Parque Rivadavia. “Es necesario que se de prioridad a la solución de estos inconvenientes y no a este evento, que es realmente una falta de respeto al reclamo y nuestra tarea diaria”, expresaron. En el mismo sentido, acusaron a las autoridades de “propiciar las aglomeraciones”, en un momento en que aumentan los contagios nuevamente.

Los feriantes que venden y compran libros usados en Parque Rivadavia se encuentran situados desde 2019 en otro sector del que solían ocupar. En ese momento, el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta dispuso reformas al Pasaje Beauchef, que atraviesa el espacio verde en el mismo sentido que los puestos. Si bien se intentó habilitarla como calle, existieron fuertes rechazos de feriantes y de los vecinos del lugar. Ahora, está dispuesto como un paseo peatonal, con bolardos que no permiten que avancen automóviles.

Cuando en junio habilitó la reapertura de esta actividad, la Ciudad había destacado la labor de sus puesteros. “Las Ferias de Libros de Buenos Aires son muy concurridas por el público ya que ofrecen la alternativa de poder comprar, vender y canjear tanto libros como revistas. En estos espacios se pueden encontrar precios muy accesibles. En época escolar hay que aprovechar las ofertas que se aplican para todos los niveles educativos, ya que cuentan con manuales educativos y clásicos de la literatura.

Además, hay ferias que se dedican a la compra, venta y canje de artículos relacionados a la filatería, numismática, objetos de colección, Cassettes, películas, discos y todo material fonográfico y videográfico originales y usados. La existencia de esta variedad de productos hace que sea muy interesante y entretenido para toda la familia visitar nuestros emplazamientos”, sostuvo entonces una reseña oficial.