Flash

Puerto Madero, el barrio de elite que reconcilió a la Ciudad con el río

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

Se encuentra situado en el mismo lugar que hace décadas y con el mismo nombre, pero desde finales de los años 80, su espíritu y su identidad es completamente otra. De ser un espacio abandonado de la Ciudad, que se debía ocultar y que no generaba interés, pasó a ser el barrio más caro, muy visitado por turistas y líder de la inversión inmobiliaria. En pocos años, Puerto Madero logró cumplir una meta que parecía difícil: reconciliar a Buenos Aires con el río.

El barrio no tiene una gran extensión: son 2,11 kilómetros cuadrados, delimitados por Brasil, Ingeniero Huergo, Eduardo Madero, Cecilia Grierson, la Dársena Sur del puerto y por supuesto, el Río de la Plata. Tiene menos de 8000 habitantes, que residen en sus modernas torres. El lugar suele tener a empleados de las oficinas situadas en el mismo de lunes a viernes y todas las jornadas, albergar a turistas que almuerzan o cenan en sus coquetos restaurantes. Los fines de semana, asimismo, muchos porteños lo eligen para pasar agradables tardes al aire libre.

Su construcción se dio entre 1900 y 1905, luego de que a finales del siglo anterior, el entonces presidente Julio Roca decidiera crear un puerto para conectarse con Europa, en pleno auge del modelo agroexportador. Pero pese a la esperanza inicial, el tráfico siguió aumentando y comenzó a quedar chico. Por ello, se decidió ampliar el puerto y hacer dársenas más grandes, donde hoy se localiza el “Puerto de Buenos Aires”. Puerto Madero quedó abandonado.

El gran salto llegó en 1989, cuando el gobierno de Carlos Menem creó la Corporación Antiguo Puerto Madero, con el objeto de urbanizar su territorio y revalorizar el área central de la Ciudad en la que se encontraba.

La apuesta arquitectónica fue destinar un sector para la edificación de altas y lujosas torres, la creación de dos grandes parques, boulevares y paseos peatonales. Desde la estética, se decidió dotar de aires nostálgicos al lugar, colocando adoquines y durmientes originales y viejas grúas del puerto repintadas. Se mantuvieron los docks donde se almacenaban los contenedores, con ladrillo a la vista, reciclados en oficinas y locales gastronómicos.

Desde lo administrativo, la denominación de barrio ocurrida en 1996, y su integración a la Comuna 1, le permitió a Puerto Madero saltar el estatus y ganar en autonomía.

La Reserva Ecológica

La Reserva Ecológica Costanera Sur fue inaugurada en 1986, por iniciativa de organizaciones y fundaciones ecologistas. En sus 350 hectáreas, reúne la mayor cantidad de biodiversidad dentro de la Ciudad de Buenos Aires. En su territorio, se realizan tareas para la conservación y la preservación de este espacio que es el hogar de aves, mamíferos, insectos y plantas. También es muy elegido por ciudadanos como parque, dado que tiene bellos senderos y una pequeña costanera con el río. Fue declarado de “Interés Nacional” por la Secretaría de Turismo Nacional.