Flash

La Legislatura aprobó proyectos claves en un “súper jueves” de sesión

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

Este jueves 30 de septiembre fue un “súper jueves” en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. El cuerpo vivió la primera sesión después de las elecciones PASO, y debatió proyectos vinculados a distintas áreas de Gobierno. El Ejecutivo hizo valer su mayoría y por eso fueron aprobadas todas las iniciativas, incluso las que tenían resistencia opositora.

El más destacado es la incorporación del régimen de juicios por jurados. El mismo ya regía en otros distritos, como la Provincia de Buenos Aires, y será aplicado en la Ciudad Autónoma para juzgar delitos de homicidio y violación. La normativa prevé que el Jurado se integrará de manera obligatoria con 12 miembros titulares y, como mínimo, con dos suplentes, los cuales deberán respetar un cupo de género. El Juicio por Jurados será dirigido por un juez o jueza profesional, aunque la votación del jurado será vinculante.

Este proyecto reunió amplio consenso, y tuvo 55 votos a favor. Fue rechazado solo por los legisladores del Frente de Izquierda y Autodeterminación y Libertad.

En el frente judicial, a su vez, el Gobierno logró sancionar la ley que permite apelar fallos de la justicia nacional ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) local. Se trata de un proyecto bajo el cual el oficialismo asegura “defender la autonomía de la Ciudad”, pero recibió duras críticas de instituciones judiciales y dirigentes opositores, que lo vincularon al interés del expresidente Mauricio Macri en la causa Correo Argentino.

Esta votación tuvo 38 votos a favor y 20 en contra. Con una diferencia mas ajustada (33-18, al abstenerse la Coalición Cívica), también hubo aprobación en primera lectura para el paquete de convenios urbanísticos firmados entre el Gobierno porteño y distintas firmas constructoras, que habilitan la construcción de once nuevas torres en distintos barrios de la Ciudad. La medida era resistida por organizaciones vecinales, por lo que se prevé una áspera audiencia pública cuando la misma se realice.

Donde no hubo acuerdo dentro de la coalición oficialista fue en el proyecto para hacer un edificio y una plaza junto al Monasterio de Santa Catalina, en el Microcentro. Aquí hubo resistencia por parte de la Unión Cívica Radical-Evolución, por lo que esta votación fue aplazada.

La sesión tuvo un momento también para que legisladores opositores rechacen el operativo de desalojo producido en la mañana del jueves en el Barrio 31 de Retiro, por parte de la Policía de la Ciudad. Los diputados del Frente de Todos y el Frente de Izquierda cuestionaron la decisión del oficialismo y pidieron por una solución al problema habitacional que padecen los ciudadanos de dicha zona.