Proponen poner fin a la institucionalización Psiquiátrica

Proponen poner fin a la institucionalización Psiquiátrica

De la misma manera que ocurre todos los años, el 10 de octubre se celebra el “Día Mundial de la Salud Mental”, -de esta manera y con el objetivo de crear conciencia sobre su importancia, es importante movilizar esfuerzos para transformar los servicios de atención asegurando el respeto derechos humanos y desterrar los prejuicios que todavía pesan sobre quienes los utilizan.

Sobreviviendo al encierro Psiquiátrico

Las personas que tuvieron que sobrevivir al encierro psiquiátrico, salir del hospital es recuperar la ciudadanía, la autonomía, la dignidad y el control sobre la propia vida, -un grupo de mujeres usuarias del Programa de Rehabilitación y Externación Asistida del Hospital Esteves (PREA) te lo cuentan en el video que te dejamos abajo.

En nuestro país, la ley 26.657 sancionada hace ya más de 10 años, garantiza la protección del derecho a la salud mental y establece reformas estructurales en el modelo de atención de conformidad con los estándares internacionales en la materia, -de esta manera, dispone que los abordajes deben basarse en la comunidad y ser accesibles, interdisciplinarios y respetuosos del consentimiento y los derechos de los usuarios y usuarias del sistema de salud.

Uno de los principales puntos que establece la norma es el cierre final de los hospitales psiquiátricos, la prohibición de que cualquier persona sea encerrada en ellos y la externación de quienes todavía viven en ellos, y ademas con los apoyos y servicios que esas personas necesiten.

Como mencionamos, pese a este cambio de paradigma colocado en la normativa de carácter obligatorio y de algunas experiencias locales que evidencian que esta transformación es posible, -aun miles de personas incluyendo niños, niñas y adolescentes siguen alojados en los hospitales psiquiátricos públicos y privados de nuestro de la Argentina, -“estas personas encerradas, en lugar de vivir en libertad, junto a las demás, quienes aún habitan estos centros no sólo no reciben una atención adecuada y de calidad, sino que tambien ven vulnerados sus derechos más fundamentales, y hasta pueden enfrentarse a situaciones que ponen en riesgo sus vidas”.

La actual Institucionalización

Este sistema constituye una privación de la libertad y una forma de violencia y discriminación. Así lo han señalado en reiteradas ocasiones distintos organismos de Naciones Unidas, como el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La entidad ha sido clara al confirmar que los hospitales psiquiátricos y todos aquellos servicios residenciales o dispositivos donde vive un grupo de personas, aun cuando sean pequeños, son violatorios del derecho a vivir de modo independiente y a la inclusión la comunidad si se rigen por lógicas propias de la institucionalización, tales como el sometimiento a una rutina impuesta, la imposibilidad de elegir cómo usar el tiempo, el abordaje asistencial, la presencia de personal médico, entre otros.

Aquellas personas que sobrevivieron al encierro psiquiátrico, salir del hospital es recuperar la ciudadanía, la autonomía, la dignidad y el control sobre la propia vida, un grupo de mujeres usuarias del Programa de Rehabilitación y Externación Asistida del Hospital Esteves (PREA) te lo cuentan acá, -“las palabras de estas personas son suficientes para evidenciar que poner fin a la institucionalización y garantizar los recursos, servicios y apoyos necesarios para que las personas vivan en la comunidad es una cuestión de derechos humanos”.

Comunas Porteñas