Flash

El Gobierno de la Ciudad dispuso un fuerte aumento en las multas

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

El 2021 llegó a la Ciudad con un fuerte aumento en el valor de las multas. La actualización de la “unidad fija”, el patrón fijado en el ámbito porteño para determinar la tarifa de la mayoría de los trámites o sanciones generó un alza posterior en ellos. Y para este mes de enero, se dispuso que las multas de tránsito se eleven en hasta un 82 por ciento respecto al último registro.

La “unidad fija” no se actualizaba desde comienzos de 2019, y en ese período la inflación acumulada superó el 80%.  De esta manera, desde ahora, por mal estacionamiento se deberá abonar $3.905, cuando el valor anterior era de $2.140. Negarse a realizar una prueba de alcoholemia tendrá una multa de $11.715, y no utilizar el cinturón de seguridad, $3.905. Lo mismo habrá que pagar en caso de ingresar a la zona vedada del Microcentro, no tener realizada a término la Verificación Técnica Vehicular o no respetar la prioridad del peatón.

El exceso de velocidad dependerá del porcentaje que se irrespete. Si no se pasan de lo permitido los 40 kilómetros por hora en una vía rápida, el costo será de $5.857, pero por encima de esos límites, el costo bordea los 10 mil. Asimismo, la multa puede ser de 156 mil pesos en el caso de alcanzar una cifra extremadamente alta.

Por su parte, intentar colarse en los peajes porteños, obstruir carriles del Metrobus o no tener el Grabado de Autopartes, demandará pagar $5.857 al Gobierno de la Ciudad. La multa se eleva en el caso de tapar las rampas para discapacitados, concepto que tendrá un costo de 11.715 pesos.

Estas variaciones responden al incremento de la “unidad fija”. La misma está fijada por  el costo de medio litro de la nafta de mayor octanaje en la sede central del Automóvil Club Argentino (ACA). Actualmente, este llega a los $39.05, ya que el litro cuesta 78,10 pesos tras el último incremento. Si bien la normativa supone actualizaciones semestrales, el índice no se modificaba desde mediados de 2019. Por eso, el salto tan grande, que duplica la inflación del último año registrada en la Ciudad.

Días atrás, se había dado a conocer el aumento de los trámites vehiculares obligatorios para los automovilistas porteños. La Verificación Técnica Vehicular pasará de $1.838 a $2.665 en los autos, y las motos de $691 a 1.002 pesos desde el mes de febrero. La ficha de estacionamiento medido, en el mismo sentido, costará 30 pesos, el doble de lo que salía en 2020. Estas medidas responden también a la variación en el monto de la “unidad fija” de referencia.