Flash

La inflación en la Ciudad fue del 3,2% y suma más del 23% en lo que va del año

No a la Dictadura sobre los Contenidos

Todos los contenidos que publica Comunas Porteñas son de carácter propio, elaborados y trabajados por nuestros periodistas, si una nota tiene un mismo tema y/o aparece en otro medio no quiere decir que todas esas notas sean copiadas y pegadas, es una falsa acusación, persecución y un uso indebido de poder sobre nuestros derechos.

La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires dio a conocer esta semana el índice de inflación del último mes de junio. El mismo mostró el ritmo alcista que viene registrando en esta economía pandémica, aunque estuvo a tono con el promedio nacional.

Junio registró un 3,2%, lo que lleva al acumulado en lo que va del año a 23,4 por ciento. El cálculo internaual, a su vez, sitúa al alza de precios en un 43,9%, siempre en lo referido a la Ciudad. La aceleración, en la comparación con un 2020 afectado por la cuarentena, se notó: esta última cifra tuvo 2,5% más en 2021.

Alimentos y bebidas no alcohólicas, transporte, vivienda, agua, electricidad y otros combustibles y restaurantes y hoteles fueron los rubros con mayor crecimiento. La indumentaria tiene el más alto índice interanual (61,4 por ciento).

Para conformar el índice interanual, alimentos y bebidas no alcohólicas fue la principal responsable del incremento de los precios minoristas, al representar el 19,7% de la variación de 12 meses, precisó la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires. Le siguieron en los lugares subsiguientes: Transporte, Recreación y cultura, Restaurantes y hoteles, Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles y Prendas de vestir y calzado.

En el desagregado de los alimentos, la leche, productos lácteos y huevos lideraron el incremento en su costo mensual, al reunir un 5,5%. Luego le siguieron las carnes y sus derivados (5,1%). Los panes, a su vez, aumentaron un 3,8 por ciento.

Los precios regulados tuvieron mucha más preponderancia en la conformación del índice mensual, al elevarse 3,3%. Esto, gracias al incremento en la tarifa residencial de gas por red y en el abono del servicio de telefonía fija. En cuanto a los estacionales, crecieron muy por debajo del promedio de junio (1,9 por ciento), con fuerte peso de los paquetes turísticos al acercarse las vacaciones de invierno, las prendas de vestir y los pasajes aéreos. Por el contrario, las frutas y las verduras se vendieron más baratas que en mayo.

Por su parte, los bienes y servicios crecieron parejos, pero más altos los primeros, dado el peso que ejercen los alimentos. En el acumulado anual, la diferencia es más grande: los bienes acumularon un alza de 26,4% y los Servicios de 20,3%.